Trauma laboral acumulativos y sus repercuciones en tu cuerpo

¿Qué son las lesiones de trauma laboral acumulativo?


Usualmente podemos pensar que las lesiones de trabajo suceden debido a un solo evento en específico, por ejemplo, al resbalarse y caer o por lastimarse al levantar algún objeto pesado. Sin embargo, las lesiones de trabajo no siempre suceden debido a un solo evento en el tiempo.

¿Puedo presentar un caso de compensación al trabajador aun si no tuve un accidente específico en el trabajo?

La respuesta a esta pregunta es un ¡Sí! rotundo.

Cada año cientos de personas sufren dolores como resultado del desempeño de movimientos repetitivos en el trabajo. En estas situaciones, no hubo un incidente o accidente específico que haya originado la lesión, sino que estos tipos de lesiones tienden a manifestarse gradualmente, con síntomas que progresivamente empeoran durante un período de meses o años.

El sistema de compensación al trabajador las denomina como “lesiones por trauma laboral acumulativo”, las cuales son muy comunes hoy en día.

¿A qué se deben?

Estas lesiones son causadas por una suma  de miles de movimientos repetitivos insignificantes que por sí solos no resultarían en una lesión pero a través de un periodo de tiempo prolongado, causan incapacidad y/o la necesidad de requerir tratamiento médico.

Por otra parte, las lesiones por trauma acumulativo no necesariamente tienen que surgir a resultado de esfuerzo excesivo repetitivo sino que también pueden suceder como resultado de exposición ambiental a toxinas, químicos coercitivos, gases de escape y ejemplos similares.

También pueden suceder como resultado de trabajos de mucho estrés, como el trabajo de una enfermera o el trabajador que se le requiere cumplir con fechas  límites estrictas o mantenerse al corriente de los requisitos de normas de producción.

En compensación al trabajador, ¿las lesiones por trauma acumulativo se limitan a lesiones físicas de los huesos y músculos? La respuesta es un “¡NO!” rotundo. Pongamos como ejemplo el  caso de una oficinista que sufre de estrés y ansiedad por ser hostigada por un supervisor o compañero de trabajo, ante tales situaciones ella podría presentar un reclamo de compensación al trabajador y recibir tratamiento por sus síntomas psiquiátricos.

Lesiones de trauma acumulativo más comunes

Las lesiones por trauma acumulativo varían entre lesiones ortopédicas como resultado de subirse a postes telefónicos, construir sets de películas, praxis médica, levantar cajas o descargar camiones a lesiones de espalda y cuello como resultado del trabajo día tras día en una silla incómoda en una estación de trabajo no ergonómica.

El síndrome del túnel carpiano es una variedad muy común de lesión por trauma acumulativo que se produce como resultado de escribir repetitivamente en el teclado. Además de lastimarse las manos y las muñecas, el movimiento repetitivo del tecleado y la postura de la cabeza frente al monitor puede ocasionar también lesiones en los codos, hombros y cuello.

Algunas lesiones ortopédicas acumulativas comunes incluyen aquellas que afectan el cuello, espalda, hombros, muñecas y rodillas.

Los trabajadores con trabajos afectados por estas lesiones incluyen, por ejemplo al encargado de pedidos de una bodega que repetidamente tiene que llenar y levantar órdenes, o el chofer de entregas que constantemente tiene que empujar y jalar la plataforma rodante o el gato mecánico para tarimas, lleno de productos pesado y necesita moverlo cuesta arriba por un rampa o adentro de un camión.

No ignores las señales de alerta

A diferencia de un solo evento especifico que causa una lesión, lo cual es fácil de determinar, las lesiones de trauma continuo no son fáciles de reconocer y las personas comúnmente las atribuyen a la vejez o al simple hecho de estar cansado al final del día.

Es importante prestar atención a tu cuerpo y aprender cómo reconocer este tipo de lesiones:

  • Comúnmente comienzan con síntomas leves que empeoran de manera progresiva a medida que se expone la persona al trabajo repetitivo.

 

  • Una vez que la persona comienza a sentir síntomas persistentes, es fundamental reportárselos a su empleador y procurar atención médica inmediata.

 

  • Algunas personas temen reportar este tipo de lesiones porque no están seguros de si los síntomas están relacionados al trabajo o temen sufrir represalias por parte del empleador.  En esos casos, el trabajador debe procurar atención médica y cerciorarse de que el proveedor medico comprenda claramente que el trabajo es de índole repetitivo y que por esa razón apareció la lesión.

 

  • El trabajador también debería consultar con un abogado si existe alguna duda sobre lo que él o ella debería hacer.

Si has estado involucrado en un incidente laboral o temes sufrir una lesión de trauma acumulativo, es importante buscar orientación legal confiable para que tu reclamo pueda ser evaluado en su totalidad teniendo en cuenta tu situación individual. Nuestros abogados especialistas en lesiones personales tienen experiencia en el manejo de este tipo de casos.

¡Nosotros estamos para ayudarte!
Contáctanos al (888) 995-8242