Accidentes laboral. ¿Cuáles son mis opciones legales?

Si una persona se lesiona en la propiedad privada de otra persona, esta puede demandar al dueño de la propiedad.

Estos accidentes laboral son relativamente comunes, sobre todo cuando los propietarios son negligentes. Pueden deberse a defectos estructurales, mantenimiento deficiente, plagas, fugas de agua o inundaciones, suelos resbaladizos, incendios, amianto y muchos otros peligros de las instalaciones.

Un accidente de resbalón y caída es quizás más peligroso de lo que solemos pensar. Causando circunstancias estresantes, incluso podría causarle una lesión o daño a largo plazo. Si tu lesión tiene lugar en propiedad privada, tienes la opción de presentar una demanda por lesiones personales para obtener una compensación bien merecida.

¿Quién es responsable?

Las reglas de responsabilidad por lesiones personales en propiedad privada difieren de un estado a otro. La forma en que se usa la propiedad también determina las reglas relativas a estos casos. La propiedad puede ser utilizada para fines comerciales o residenciales.

El propietario puede ser responsable de la lesión si se comprueba que, de manera consiente, pudo haber prevenido el accidente.

En casos residenciales, por ejemplo, la ley hará responsable al propietario de las lesiones de los inquilinos por condiciones peligrosas que no eran evidentes y sobre las que el propietario no advirtió al inquilino.

Si tu como inquilino informaste sobre un defecto en la propiedad y el propietario no hizo ningún intento razonable para remediarlo, el propietario también podría ser responsable de sus daños.

En el ámbito comercial, los dueños de negocios tienen un alto nivel de atención en lo que respecta a mantener un ambiente seguro. Deben mantener la propiedad en condiciones razonablemente seguras para evitar cualquier tipo de lesión a los clientes. Para este propósito, se deben realizar inspecciones regulares razonables de la propiedad.

Es deber del propietario del negocio proporcionar dispositivos antideslizantes. Específicamente en días lluviosos o nevados, el dueño de un negocio debe tomar medidas para evitar un piso resbaladizo o cualquier otro escenario inseguro. La advertencia de peligro es imprescindible en caso de que el propietario no pueda evitar el peligro.

Los propietarios en California deben muchas obligaciones de cuidado a los inquilinos de acuerdo con la ley estatal:

  • Reparar cualquier condición que afecte tu salud física o tu seguridad
  • Reparar los problemas en el apartamento causados por el desgaste normal
  • Proporcionar detectores de humo que funcionen
  • Equipar el edificio con los dispositivos de seguridad adecuados

Si presentas una queja y el propietario no responde dentro de un tiempo razonable, podrías tener motivos para presentar una demanda contra el propietario. Si un defecto en el apartamento que se puede prevenir causa un accidente y lesiones graves, su propietario podría ser responsable de los daños económicos y no económicos.

¿Qué debo hacer luego del accidente?

Si tienes un accidente en su apartamento, dirígete al consultorio del médico más cercano para que le hagan un examen y un diagnóstico de la lesión.

  • Guarda copias de todos los registros médicos relevantes.
  • Notifica al propietario sobre el accidente.
  • Toma fotografías del peligro o defecto de la propiedad que causó tus lesiones.
  • Luego, contacta a un abogado de lesiones personales.

Un abogado puede ayudarte con todos los pasos para presentar una demanda y luchar por una compensación justa. Una demanda por responsabilidad de las instalaciones podría hacer responsable al propietario de tus gastos médicos, reparaciones de la propiedad, salarios perdidos, dolor y sufrimiento, honorarios legales y otros daños.

Una demanda exitosa también podría empujar al propietario a tomar sus obligaciones legales más seriamente, evitando potencialmente que los futuros inquilinos experimenten el mismo daño que tú experimentaste en la propiedad.

Si tú o algún ser querido ha sido víctima de este tipo de accidentes, no dudes en contactarnos para una consulta gratuita.