Accidentes a inmigrantes. ¿Pueden demandar por sus caidas?

Los accidentes a inmigrantes indocumentados pueden ser frecuente, si una persona, independientemente de su estatus legal, tiene derechos legales cuando se lesiona en un accidente en los Estados Unidos. La falta de ciudadanía o residencia en los Estados Unidos, no impide que esa persona procese una demanda contra otra persona, entidad o compañía cuando se produce un accidente. Incluso si usted es un ciudadano extranjero visitante, todavía tiene derecho a obtener compensación por las lesiones que sufrió. El derecho a demandar a otra persona puede estar incluido específicamente en la constitución de un estado. Pero, también, se otorga al individuo a través de la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Esta enmienda otorga igual protección a los individuas bajo las leyes del país.

Si una persona está involucrada en un accidente de automóvil, la persona culpable es responsable del accidente. No importa si la víctima tiene estatus legal, las leyes protegen al individuo igual que a un ciudadano. Esto es en el mejor interés del público. La ley no quiere que la parte culpable evite la responsabilidad sólo porque la víctima es indocumentada. Existen  leyes de transito para vefiricar todo el proceso del accidente si la persona culpable fuera responsable de cualquier daño al automóvil, gastos médicos, pérdida de trabajo, dolor y sufrimiento.

Si estuvo involucrado en un caso de resbalones y caídas, la parte responsable también sería responsable de los gastos médicos, la pérdida de salarios laborales, el dolor y el sufrimiento.

Si se lesionó en el trabajo, tiene derecho a recuperarse por las lesiones sufridas. A menudo, a los inmigrantes indocumentados se les paga en efectivo o como contratista individual cuando trabajan para un empleador o patrono. Esto significa que el empleador está tratando de evitar su responsabilidad de cubrir a la persona conforme a la política de Compensación para Trabajadores de la compañía. Incluso si a la persona se le pagó en efectivo o como contratista individual (lo que a menudo se denomina empleado 1099), es probable que el empleador o patrono aún sea el responsable, ya que la mayoría de las veces ese trabajador era un empleado (conocido como empleado W2) a los efectos de las leyes laborales de ese estado.

Aunque el individuo tiene derecho a compensación, el inmigrante indocumentado todavía puede encontrar algunas dificultades.

Primero, a muchos inmigrantes se les paga en efectivo o como contratistas individuales (1099). Por lo tanto, puede ser difícil probar la pérdida de salarios porque el trabajo puede no estar bien documentado.

Segundo, si un inmigrante ha sido deportado o tuvo que regresar a su país de origen, su tratamiento médico podría haber sido recibido allí. Es probable que este tratamiento aún esté cubierto, siempre y cuando esté bien documentado. La persona debe asegurarse de que mantiene los recibos de cualquier dinero pagado por el tratamiento médico.

Finalmente, una persona o entidad responsable de un accidente puede emplear tácticas de miedo para tratar de intimidar al inmigrante indocumentado. Esto no es ético. Muchos inmigrantes también temen que cualquier acción legal pueda afectar su estadía o estatus en el país o la posibilidad de obtener un estatus legal en el país. Este no es el caso. La ley protegerá a la persona cuando ejerza su derecho de obtener el tratamiento médico necesario después de un accidente. La ley también reconoce el derecho a demandar para obtener un reembolso por ese tratamiento.

Es importante que consulte con un abogado, lo mas pronto posible cuando se lesione. Un abogado podrá brindarle la información necesaria para preservar su reclamo y que pueda obtener una indemnización por sus lesiones de una manera mas eficas y rapida con todo los respaldo correspondientespara poder ayudarlo de la mejor manera.